Cuál es el significado de los colores en mercadotecnia

               

Si pensamos en marcas de renombre, nos resulta sencillo identificarlas a través de elementos como la tipografía de letra empleada o su logo, pero también por los colores corporativos. Y es que el significado de los colores en mercadotecnia es mucho más importante de lo que se suele pensar, ya que influye directamente en los consumidores.

Significado de los colores en la empresa

Numerosos estudios han demostrado que los colores tienen una influencia directa sobre nuestro estado de ánimo y la manera en la que percibimos las cosas. Esto hace especialmente importante conocer el significado de los colores en mercadotecnia, para saber mejor cuáles sería conveniente elegir en función del mensaje que se desea transmitir.

Rojo

Es un color muy atractivo que llama inmediatamente la atención y, por ello, se utiliza con frecuencia en el mundo del marketing. Transmite sensación de poder y se relaciona con la vitalidad.

Azul

Es un color más adecuado para aquellas empresas que desean que su imagen se asocie con cuestiones como la calma y la confianza. Si se usa en tonos más oscuros, transmite inmediatamente una sensación de elegancia.

Verde

Cuando se trata de ver qué significan los colores en el marketing, el verde no da lugar a confusiones. Es un color que todo el mundo vincula con la naturaleza y con valores asociados a la ecología.

Amarillo

Es el nuevo color de moda en el sector de la mercadotecnia, pero las empresas deben emplearlo con cuidado porque hay personas a las que no les gusta nada.

Se trata de un color que transmite estados de ánimo positivos como la felicidad, y resulta especialmente interesante para las marcas que quieren orientar sus productos o servicios al público infantil.

Naranja

Es un color vital que transmite energía y que, con frecuencia, se asocia con el mundo del deporte.  Su efecto sobre el consumidor puede variar un poco en función del tono escogido.

Rosa

Aunque tradicionalmente es un color que se ha asociado con lo femenino e incluso con la niñez, cada vez son más las marcas que se animan a romper barreras y emplean este color aun cuando se dirigen al público masculino. De hecho, esta es una buena forma de diferenciarse de la competencia cuando se trata de empresas que ofrecen productos o servicios destinados en exclusiva a los hombres.

Morado

Es uno de los colores que más juego puede dar dentro del marketing. Vemos que las empresas lo utilizan para transmitir sensaciones cálidas y también frías. Por tanto, es un color muy versátil que, además, suele asociarse a la elegancia, la espiritualidad y hasta lo misterioso.

Marrón

El marrón es un color que pasa bastante desapercibido y que se suele asociar directamente con la tierra y la madera, y por ello se usa tanto en el sector de las empresas de alimentación.

Blanco

Es el color de la pureza por excelencia y suele emplearse en combinación con otros colores. Las empresas no lo utilizan como único color en su imagen corporativa o en sus campañas porque es demasiado minimalista.

Negro

Aunque se asocia con la elegancia y la noche, también tiene una vinculación directa con el drama. Esto hace que sea uno de los colores menos elegidos dentro del marketing y, cuando se utiliza, siempre se combina con otros más alegres.

Cómo elegir los colores en mercadotecnia

De lo que hemos visto hasta ahora se desprende que los colores son capaces de “contar” cosas sobre nuestra marca. Despiertan en el consumidor una serie de sensaciones que pueden provocar que este se sienta más o menos afín con la empresa, y por eso es tan importante acertar con la elección.

La tendencia multicolor

Ahora que ya sabes lo que significa cada color, te resultará más sencillo elegir el más adecuado para transmitir tu mensaje. No obstante, no está de más seguir las tendencias y ver qué están haciendo las grandes marcas.

Si echas un vistazo a tu alrededor, verás que las marcas más reconocidas por el público no suelen utilizar un único color. Lo habitual es que recurran a combinaciones de gamas cromáticas. Porque al combinar varios colores (o incluso varios tonos de un mismo color), se consigue lanzar un mensaje todavía más completo.

Un buen ejemplo es la marca de galletas Oreo. A través de la combinación de diferentes tonos de azul consigue empatizar a la vez con el público más joven y con el más adulto. Los más jóvenes se ven atraídos por el tono azul brillante, que es más dinámico. Mientras que, a los adultos, el azul oscuro les indica que se trata de un producto de calidad y apto para ellos.

Conociendo el significado de los colores en mercadotecnia y aplicándolos con lógica, podemos conseguir que una marca llegue mucho más lejos y tenga una mejor sintonía con su público potencial. La clave está en saber qué se desea transmitir, y elegir el color y el tono en consecuencia.

Ir a Blog

×