¿Qué ventajas y desventajas tienen los diferentes tipos de hosting?

Unas de las decisiones más importantes de un proyecto web es la elección del hosting donde se alojarán los archivos del sitio web. Los proveedores de servicios web ofrecen distintos tipos de hosting, cada uno con sus ventajas e inconvenientes.

A continuación, veremos que es un hosting y hablaremos de los diferentes tipos que se pueden contratar.

 

Qué es un hosting

Un proveedor de alojamiento web o hosting es una empresa que ofrece servicios web a usuarios y empresas para que puedan alojar sus sitios web y hacerlos públicos a través de internet. Cuando se contrata un hosting se tiene acceso al espacio de almacenamiento a través de una plataforma web (con un panel de administrador para facilitar la gestión del sitio web) y mediante conexión FTP.

 

Tipos de hosting

Veamos los tipos de hosting y sus ventajas y desventajas:

 

Hosting compartido

El hosting compartido o shared hosting es aquel donde se alojan varios sitios en el mismo servidor web. Todos estos sitios web comparten los recursos de ese servidor (capacidad de proceso, memoria RAM y transferencia mensual de datos, entre otros).

La principal ventaja de este tipo de hosting es su precio, el más económico entre las diferentes opciones de hosting existentes. Además, es muy sencillo de gestionar gracias a que incluyen paneles de administración como cPanel o Plesk.

Como punto en contra del hosting compartido está el rendimiento y la seguridad. Al compartir el servidor con otros sitios, si se genera mucho tráfico web el rendimiento puede caer, y si un sitio se ve afectado por algún incidente de seguridad, puede afectar al resto.

 

Hosting dedicado

El hosting o servidor dedicado es un tipo de alojamiento web donde el cliente hace uso exclusivo de un servidor, es decir, no lo comparte con otros sitios web y dispone de todos los recursos del servidor.

Entre las principales ventajas del hosting dedicado están su gran rendimiento y velocidad de acceso, su mayor seguridad y la capacidad de configurarse según las necesidades de cada proyecto (gran flexibilidad).

Los inconvenientes de contratar un hosting dedicado son su alto coste económico y la necesidad de poseer conocimientos técnicos avanzados para poder configurarlo y gestionarlo.

 

Hosting Privado Virtual (VPS)

El hosting privado virtual es una de las opciones más atractivas para alojar una web en la actualidad. Se trata de un servicio donde el servidor físico se divide virtualmente en distintos servidores, por lo que cada usuario dispone de su propio sistema operativo y de unos recursos fijos asignados.

Es similar al hosting compartido por el hecho de que en el servidor físico se alojan distintos sitios web, pero con la ventaja de que el rendimiento no se ve afectado, ya que cada usuario tiene reservados sus propios recursos.

El precio de este tipo de hosting es superior al de los compartidos, pero bastante inferior al de los dedicados.

Como punto negativo de esta alternativa de hosting se encuentra la limitación en los recursos disponibles y su dificultad de configuración (superior al del compartido).

 

Hosting WordPress

Aunque no se trata de un tipo de hosting en sí mismo como pueden ser los anteriores, sí que se ha convertido en una opción de hosting personalizada cada vez más popular en el mercado. Este tipo de hosting ofrece características especiales para alojar sitios web que se desarrollan con el CMS WordPress, facilitando el desarrollo de webs con esta herramienta, incrementado la velocidad de carga e incrementando su nivel de seguridad.

 

Los diferentes tipos de hosting cuentan con sus pros y sus contras. Conociendo las ventajas y desventajas de cada tipo, se podrá seleccionar el adecuado para cada proyecto web.

×