Qué es una dirección IP

Todos los que estamos relacionados con el mundo de la tecnología hemos escuchado el término “dirección IP”, pero lo cierto es que pocos sabríamos explicar de manera sencilla qué es una dirección IP.

Esta serie de números es muy importante, pues de la dirección IP depende que nos podamos conectar a Internet, algo fundamental para nuestra vida diaria.

Qué es una dirección IP

Podemos decir que una dirección IP es muy similar a un número de teléfono, ya que cada dispositivo que se conecta a Internet tiene una distinta, existiendo una IP local que es la que asigna el router a cada dispositivo y una IP pública que es con la que salimos a la red.

Para saber cuál es mi dirección IP solo hay que poner en Google “cuál es mi IP” o una búsqueda similar. Cuando entremos en una de esas páginas nos devolverá una serie de números, los cuales constituyen nuestra IP pública la cual nos es asignada por nuestro proveedor de Internet.

Estas direcciones ayudan a los dispositivos que se conectan a identificarse, y así se sabe qué es lo que hace cada uno de ellos.

Cuáles son las partes de una IP

Un ejemplo típico de IP sería 192.168.1.1 que es la que da acceso a casi todos los router del mercado.

Los tres primeros números, que en este caso son 192.168.1 corresponden al ID de la red, mientras que el último número .1 es la ID del host.

Estos números de la ID de red nos sirven para identificar la red del dispositivo (recordemos que la IP sirve a los dispositivos para identificarse), mientras que el ID del host hace referencia al dispositivo de esa red.

En este caso el último “1” es del router y si entramos en él veremos que ese último número es distinto para cada PC, tablet, smartphone, etc. que se conectan a esa red.

Cómo funciona una dirección IP

De nuevo hay que distinguir entre la IP local y la IP pública.

Comenzando por la primera, por cada dispositivo que se conecta al router este le asigna una dirección IP distinta para que no haya conflictos.

Se suele hacer de manera automática si tenemos el DHCP activado (que es lo normal), el cual se encarga de asignar una IP sin que nosotros tengamos que intervenir, evitando así conflictos como el que dos dispositivos tengan la misma IP lo que les impediría conectarse.

Por otro lado, tenemos la IP pública. Esta nos la da el proveedor y suele ser dinámica a no ser que contratemos un servicio de IP fija. Que sea dinámica nos permite cambiar de dirección IP reseteando el router o dejándolo apagado unos segundos.

¿Se puede localizar una dirección IP exacta?

La respuesta es un rotundo sí. De hecho, si nos preguntamos cómo rastrear una dirección IP, la respuesta es muy sencilla.

En el caso de las autoridades, y siempre con una orden judicial, solo tienen que ponerse en contacto con el ISP para que les diga a qué cliente pertenece esa dirección IP y obtener nuestra dirección.

Ya sabemos qué es una dirección IP, que a modo de resumen podemos decir que es “el número de teléfono” con el cual se identifican cada uno de los dispositivos que conectamos a la red, con el fin de que se puedan comunicar entre sí sin errores.

×