Qué es CDN, para qué sirve y cómo funciona

Cuando se desarrolla una página web hoy en día, se tiene una visión global sobre su difusión. Generalmente, una tienda online, blog o web no se dirige a las personas de un solo territorio o ubicación, sino que tiene un alcance mayor, con objetivos de llegar a casi cualquier usuario que utilice internet, independientemente de cuál sea su residencia.

Esta globalización cuenta con algunos impedimentos técnicos si se utiliza un sistema de almacenamiento en servidores tradicionales, ya que los usuarios que se encuentren lejos de la ubicación del servidor web, no disfrutarán de la misma experiencia de usuario (tiempo se carga más lento, por ejemplo).

Con el uso de una red de distribución de contenido este problema se elimina, permitiendo que los usuarios puedan navegar por un sitio web desde cualquier ubicación desde la que acceden.

A continuación, veremos qué es CDN, cómo funciona y qué ventajas ofrece este sistema de distribución de contenido en distintos servidores.

Qué es un CDN y para qué sirve

Una red de distribución de contenido o CDN (Content Delivery Network) es un sistema de distribución de contenido web que consigue acelerar los tiempos de carga y que incrementa la seguridad de los datos que se transfieren. Utilizar un CDN es sinónimo de seguridad y rendimiento para un sitio web.

Entre los servicios CDN más populares podemos destacar:

  • Cloudflare.
  • Akami CDN.
  • Amazon CloudFront.
  • Azure CDN.

CDN para WordPress

Para los sitios web desarrollados y gestionados con el CMS WordPress, es muy fácil implementar un CDN. Existen múltiples plugins o complementos que permiten configurar un CDN de forma rápida y sencilla, como Domain Shading, WP Rocket o Perfmatters, entre otros.

Funcionamiento de un CDN

El funcionamiento de una CDN platform es sencillo. Consiste en dar de alta una web en este servicio para distribuir su contenido dentro de los distintos centros de datos.

Cuando un sitio web que utilice este tipo de servicios, tendrá copias de muchos de sus archivos distribuidos por distintos servidores a lo largo del mundo, por lo que cuando un usuario acceda a su contenido, descargará estos archivos desde el servidor más cercano a su ubicación, lo que mejorará de forma sustancial su rendimiento.

Existen tres tipos de CDN dependiendo del tipo de conexión que utilicen:

  • Protocolos de servicio de contenido.
  • Punto a punto o peer to peer (P2P) entre computadoras.
  • Redes privadas que funcionan como asociación de servidores.

Cuáles son los beneficios de usar un CDN

Utilizar una CDN network para tu sitio web te permitirá beneficiarte de muchas ventajas, entre las que podemos destacar:

Aumentar la velocidad web

Un efecto inmediato que se produce cuando se opta por implementar un servicio de CDN en una web, es la aceleración del tiempo de carga. Al estar más cercanos los archivos a los usuarios que realizan peticiones de acceso, la velocidad web se ve incrementada de forma notable.

Con un CDN un usuario que se encuentre al otro lado del planeta en relación con el servidor web original, disfrutará de la misma experiencia de usuario que los que se residan en la misma ubicación del servidor.

Mejorar el posicionamiento web

Estos servidos de distribución de contenido garantizan una mejor experiencia de usuario por lo que Google los posiciona en mejor lugar en sus páginas de resultados o SERP.

Al utilizar un CDN la velocidad de carga aumentará, lo que implica una reducción en la tasa de rebote y un mayor tiempo de permanencia de los usuarios en la web (por lo que se incrementan las posibilidades de que realicen una conversión).

Facilita la escalabilidad

Uno de los principales problemas que se puede encontrar en un sitio web en relación con su hosting, es la gestión de los picos de tráfico web. Con este servicio se garantiza la escalabilidad web, ya que el CDN protege el sitio ante grandes demandas de acceso.

Incrementar la seguridad web

Las redes de distribución de contenido cuentan con sistemas de ciberseguridad avanzados que protegen contra los tipos de ataques más habituales hoy en día, como ataques de denegación de servicio (DDoS) o ataques con malware (como ransomware).

Con un CDN el número de vulnerabilidades del sistema será inferior y habrá un tiempo de actualización mucho más rápido que permitirá actuar antes de que se produzca un ataque, o minimizar las consecuencias de este si llega a producirse.

 

El uso de una CDN aporta numerosas ventajas a una web por lo que cada vez más eCommerce, blog y páginas web apuestan por estos servicios de distribución de contenido.

Para conseguir incrementar el rendimiento de una web y asegurar su disponibilidad, seguridad y escalabilidad, un CDN es la mejor alternativa. Distribuyendo el contenido del sitio web en diversos servidores a lo largo de todo el planeta, cualquier usuario podrá disfrutar de una gran experiencia de usuario, independientemente desde donde acceda al sitio.

×