Extensiones de dominio: cuáles son sus diferentes tipos

Cuando se navega por internet es habitual que los sitios web cuenten con un nombre de dominio que acaban con un punto más una extensión. Extensiones como .com, .net, .cl o .org son conocidas por todo el mundo, pero muchas veces se desconoce por qué se utilizan este tipo de extensiones.

Las extensiones de dominio son una parte muy importante de un nombre de dominio porque aportan información sobre su contenido o área de operación de la web. Elegir la extensión de dominio adecuada para una web es uno de los primeros pasos que hay que realizar cuando se crea un sitio web, junto con la elección del propio nombre.

Qué es una extensión de dominio

Una extensión de dominio es la parte de un nombre de dominio que se encuentra al final de la dirección de un sitio web, tras el último punto.

Un nombre de dominio está formado por cuatro partes diferentes:

  1. Protocolohttps://www.ecohosting.cl.
  2. Subdominio: https://www.ecohosting.cl.
  3. Nombre: https://www.ecohosting.cl.
  4. Extensión: https://www.ecohosting.cl.

La extensión de dominio indica en qué zona opera o se centra la influencia de una web, o también el tipo de contenido que ofrece. Por ejemplo, una web con la extensión de dominio .cl estará centrada en Chile, mientras que con la extensión .com tendrá un ámbito local, o con la extensión .edu está relacionada con instituciones educativas.

Tipos de extensiones de dominio

Dependiendo del criterio utilizado se pueden encontrar diversos tipos de dominio. Una persona o empresa no puede registrar cualquier dominio por lo que nos encontramos ante la primera clasificación de extensiones de dominio.

Las extensiones de dominio no restringidas son las que puede registrar cualquier como pueden ser dominios comunes (.com, .mx o .cl). Por su parte, las extensiones de dominio restringidas solo pueden ser registradas por ciertos tipos de empresas u organizaciones como .edu por entidades educativas, .org por organizaciones sin ánimo de lucro, o .aero por empresas del sector aeronáutico.

Podemos dividir las extensiones de dominio en dos grandes tipos:

De nivel superior genéricas o gTDL

Son las extensiones de uso genérico que pueden utilizarse libremente y que se adaptan a las características o actividad de una empresa, persona o entidad. Entre este tipo de extensiones web encontramos:

  • .com. Aunque su objetivo inicial era para sitios web comerciales, hoy en día se utiliza como extensión de dominio genérica, para cualquier clase de web. Se supone un alcance global para esta extensión.
  • .org. Extensión destinada a organizaciones sin ánimo de lucro, que realizan actividades sociales o de difusión cultural o científica.
  • .net. Esta extensión viene de la palabra network, y sucede lo mismo que con .com, que actualmente se utiliza de forma genérica para cualquier clase de empresa o contenido.
  • .info. Son extensiones que se utilizan para sitios que ofrecen información sobre un producto, servicio o empresa.
  • .mil. Solo utilizado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos y sus organizaciones subsidiarias.

De segundo nivel o ccTDL

Son extensiones de dominio conocidas como código de país, ya que están asociadas a una zona geográfica particular.

Veamos algunos ejemplos de este tipo de extensiones de dominio:

  • .cl. Para sitios web que operan en Chile.
  • .mx. Para sitios web que operan en México.
  • .es. Para sitios web que operan en España.
  • .uk. Para sitios web que operan en el Reino Unido.
  • .de. Para sitios web que operan en Alemania.
  • .jp. Para sitios web que operan en Japón.

Cómo elegir la extensión web adecuada para tu dominio

Para elegir extensiones com, net, cl o cualquier otra para un sitio web, es importante tener en cuenta una serie de factores previos:

  • Eligiendo una extensión de dominio que coincida con la actividad de la empresa o el contenido ofrecido en el sitio web se mostrará una imagen de mayor coherencia y profesionalidad que generará una mayor confianza en el usuario.
  • Si la empresa o sitio actúa en diversos países es interesante registrar las extensiones de dominios de segundo nivel de cada país. Por ejemplo, para una tienda online que realice envíos a Sudamérica y Europa sería una buena opción registrar la extensión de dominio .cl para todos los países de habla hispana ofreciendo el eCommerce en español, y registrar el .com para los países de Europa con la tienda online localizada al inglés.
  • Registrar la extensión .com permite proteger la marca a nivel global, aunque en principio se registre una extensión de país.
  • Evitar utilizar extensiones de dominio gratuitas, ya que proyectan una mala imagen de la empresa y pueden crear problemas de seguridad (como generar spam, por ejemplo).

 

En un registro de dominios de internet se debe seleccionar una extensión de dominio para completar el nombre de dominio de un sitio. Dependiendo del tipo de actividad o ámbito de actuación o influencia de una web, es mejor elegir un tipo y otro de extensión de dominio, siendo siempre el .com la extensión principal para disponer de una visibilidad global.

×