Qué es un Data Center y su funcionamiento

El funcionamiento de internet y la computación en la nube es posible gracias a la existencia de centros de datos especiales, capaces de asumir un gran volumen de información y tráfico web.

Un data center está compuesto de una serie de elementos indispensables para poder proporcionar servicios online a gran escala, como servidores, conexiones a internet de alta velocidad, sistemas de refrigeración, estabilizadores de corriente, y muchos otros componentes necesarios para ofrecer servicios web.

A continuación veremos qué es un data center, para qué se utilizan y cuál es su forma de trabajar y funcionar para poder ofrecer servicios online de alto rendimiento.

Qué es un Data Center

Un Centro de Proceso de Datos (CPD) o Data Center es un lugar físico donde se encuentran todos los elementos físicos necesarios para poder procesar grandes cantidades de información. Un centro de procesamiento de datos es, por definición, es un espacio con los recursos necesarios para poder procesar datos a gran escala.

Este “lugar” consiste en un espacio especial que permita a todos los equipos y componentes electrónicos, funcionar de manera interrumpida bajo unas condiciones de máxima seguridad.

Las cuatro principales características de un data center son:

  • Velocidad. Dispone de equipos de gran potencia y capacidad que proporcionan un alto rendimiento y velocidad, algo que no se puede conseguir con computadoras y servidores convencionales.
  • Refrigeración. En un data center se acumula una gran cantidad de equipos electrónicos que generan una gran cantidad de calor al estar funcionando 24/7. Por este motivo, es fundamental que cuenten con un sistema de refrigeración adecuado que garantice la temperatura ideal para que puedan funcionar a su máximo rendimiento.
  • Seguridad. Debe contar con medidas de seguridad, tanto para la información que almacenan y comparten, como para los propios equipos.
  • Almacenamiento. Los data center deben disponer de una inmensa capacidad de almacenamiento, para alojar una gran cantidad de datos de empresas y usuarios.

Data Center, para qué sirve

Un data center sirve para almacenar y distribuir datos entre distintos usuarios, o para automatizar procesos para consultarlos y modificarlos.

Gracias a los data center, los servicios cloud y el alojamiento web se pueden ofrecer con un bajo coste para el usuario, con un alto nivel de seguridad y con un rendimiento óptimo de los servicios.

Un centro de datos puede encontrarse en las instalaciones de la empresa u on premises (algo que tiende a desaparecer debido al éxito del cloud computing), o en centros de datos externos o independientes (off premises), que albergan los datos de muchas empresas y usuarios.

Un centro de datos es mucho más que un lugar para almacenar información y compartirla, ya que puede ofrecer otra serie de servicios relacionados con la computación en la nube.

Cómo funciona un Data Center

Los data center son espacios que siempre están controlados, con diferentes medidas para garantizar su temperatura, espacio y seguridad. Cuentan con sistemas de ventilación y refrigeración avanzada, sistemas de seguridad ante cortes eléctricos o caídas de conexión, y sistemas de seguridad física para impedir el acceso de personas no autorizadas.

También implementan servicios especiales de seguridad ante catástrofes, como pueden ser incendios o inundaciones, con el objetivo de garantizar siempre el servicio, pase lo que pase.

Los data center funcionan gracias a una serie de elementos esenciales como:

Racks y servidores

Los servidores se colocan de forma especial dentro del espacio de un data center para poder aislarlos u para favorecer las condiciones adecuadas para su refrigeración.

Potencia eléctrica

Los data center necesitan de una gran cantidad de energía eléctrica para poder funcionar, dada la gran cantidad de elementos electrónicos que los componen. El tipo de electricidad que utilizan es redundante (electricidad ininterrumpida), y cuentan con alternativas que garantizan el suministro en caso de corte.

Elementos de red

La conexión a internet es fundamental para que un data center pueda almacenar datos, distribuirlos y ofrecer servicios cloud. La conexión a internet de este tipo de centros es especial, contando con una gran capacidad y una baja latencia. También disponen de sistemas alternativos para poder garantizar el servicio en caso de algún problema o corte con la línea principal de conexión.

Dentro de un data center hay elementos que garantizan su conectividad como routersswitch POE, etc.

Sistema de alimentación ininterrumpida

Cuentan con potentes SAI compuestas por baterías de gran capacidad, que pueden proporcionar electricidad durante un apagón eléctrico.

Refrigeración y ventilación

Estos sistemas son fundamentales para extraer el aire caliente que generan los equipos eléctricos, y proporcionar aire frío para mantener la temperatura ideal de funcionamiento.

Sistemas de control presencial

En los data center se guarda información confidencial, personal y sensible, por lo que su acceso físico está restringido. Además de sistemas de control de acceso, también se implementa videovigilancia para poder identificar perfectamente a todas las personas que acceden de forma presencial a las instalaciones.

 

Hemos visto qué es un data center y cómo es su funcionamiento para ofrecer servicios de alojamiento de datos, aplicaciones y sitios web. Estos centros de datos de gran rendimiento permiten abaratar los costes de almacenamiento y permiten ofrecer servicios cloud a empresas y usuarios, a un precio reducido.

×