¿Qué es un certificado SSL?

La seguridad es una de las mayores preocupaciones de usuarios y empresas hoy en día. La red es un lugar donde los datos personales y bancarios pueden quedar expuestos, con los riesgos que ello conlleva.

Gracias a los certificados SSL el intercambio de datos en internet es mucho más seguro y los usuarios pueden interactuar con sitios web que trabajan bajo este tipo de certificados de seguridad de forma confiable y segura.

A continuación, veremos qué es un certificado SSL, cómo funciona y qué tipos existen.

Certificado SSL: ¿qué es y para qué sirve?

Un certificado SSL garantiza que la transferencia de datos entre el navegador web y el servidor web se realice de forma segura, al encriptarlos. Las Autoridades de Certificación son las encargadas de realizar las verificaciones necesarias y otorgar los distintos tipos de certificados SSL. Se trata de organizaciones de confianza reconocidas a nivel mundial.

Qué es una SSL

Una SSL (Secure Sockets Layer) o capa de conexión segura es un certificado que autentifica la identidad de un sitio y que utiliza un sistema de cifrado para encriptar la información que se intercambia entre cliente y servidor.

Cómo funciona un certificado SSL

Para poder utilizar un certificado SSL en un sitio web, primeramente, debe ser instalado en el servidor web. Una vez instalado y configurado en una página web o eCommerce, los usuarios sabrán que se encuentran en un sitio web seguro gracias al candado que aparece antes de la barra de direcciones del navegador web, y a que se utilizará el protocolo https.

Cada vez que se envíe o reciba información entre cliente y servidor web, estos datos se cifran haciendo imposible que se acceda a su contenido sin poseer las claves de cifrado. De esta manera, si un tercero llegase a interceptar la información, no podrá acceder a la misma al carecer de las claves necesarias para desencriptarla.

Tipos de certificado SSL 

Se pueden instalar certificados de pago o gratuitos en un sitio web para garantizar los datos de los usuarios del mismo.

Existen tres tipos de SSL, todos ellos con el mismo nivel de encriptación, pero con diferencias en el proceso de inspección y verificación:

  • Certificado con validación ampliada (EV SSL). Este certificado comprueba que un sitio web pertenece realmente a su propietario, comprobando la existencia física y jurídica, que la identidad coincida con los registros oficiales, verificar el derecho de uso y comprobar que se ha autorizado la emisión del certificado.
  • Certificados SSL OV (OV SSL). Solamente se verifica el derecho de utilizar el nombre de dominio, sin inspeccionar la identidad de la empresa.
  • Certificados SSL con validación de dominio (DV SSL). Son los más utilizados por su inmediatez y bajo coste. En ellos solo se verifica el derecho del uso del dominio y se incluye solo información sobre el cifrado.

 

Hemos visto el certificado de seguridad SSL, qué es y cómo funciona. Gracias a este tipo de certificados los usuarios pueden interactuar con sitios web, rellenando formularios, dejando comentarios, o incluso haciendo compras online, sin riesgo para la privacidad e integridad de sus datos.

×